domingo, 27 de noviembre de 2011

Nosotros

Hace un rato me has preguntado porque creía yo que nunca he tenido pareja. Esa pregunta creo que no me la había hecho nunca antes, posiblemente ni yo mismo. Te he contestado que puede que sea que yo estoy bien para un rato, pero no para tanto tiempo como requiere una relación. También creo que tengo una parte demasiado independiente como para poder "compartir la vida".

Hemos hablado sobre que necesitamos querernos más, aplicarnos los consejos que damos, no ser tan machacones con nosotros. Tendríamos que estar en armonía con nosotros mismos más que con cualquier otra persona. Vivimos pensando que necesitamos otra persona que nos complemente cuando lo que necesitamos es estar completos por nosotros mismos.
Es algo muy difícil. Es como una enfermedad que parece imposible de curar. Tu estás por mi y yo estoy por ti y eso es bueno, pero mejor sería estar mucho más por nosotros mismos. A veces tendemos a ocuparnos por los demás y dejar de preocuparnos por nosotros. Así nos olvidamos de lo que tenemos que solucionar interiormente, que es algo que cuesta y duele como nada.

No se la solución, ojalá. Lo que se es que hay un problema, más común de lo que creía, por desgracia. Cosa que no me hace sentir más comprendido ni mejor.

Estoy cansado, mucho. LA sensación es parecida cuando te pierdes en una mazmorra del Zelda; sabes que hay salida, que otros lo han conseguido antes, pero cada uno tiene su ritmo. El problema no es solo encontrar la salida, sino que sabes que para poder salir de allí, antes tendrás que derrotar a un monstruo. Y no será tarea fácil.



Y como te he dicho: "Me gustaría quererme tanto como te quiero a ti"


lunes, 14 de noviembre de 2011

Revolution in the head

Hay veces en que notas como tu mente está más revolucionada de lo normal. Tienes ganas de hacer cosas, de que hayan cambios...

Pues yo hoy estoy un poco así, entra dentro de la montaña rusa emocional en la que vivo.

Lo que si que tengo claro es que las revoluciones crean problemas también, pero al menos sabes de dónde vienen.

REVOLUCIÓN!

martes, 8 de noviembre de 2011

Just smile

No estoy en mi mejor momento, ni en el peor (por suerte), pero si que soy consciente de que no me gusta esta situación. También intento buscar la raíz de todo esto, de dedico demasiado tiempo al día, puede que mucho más del que se merece. Seguramente gaste tantas neuronas en buscar un porque que me quedo sin energía para buscar una solución. Una solución requiere más sacrificio que encontrar una respuesta.

Y yo soy de la ley del mínimo esfuerzo.

Ley que te acaba pasando factura de una forma arrolladora, como cuando un tren pasa cerca de una hoja y esta sale disparada sin rumbo ninguno, a veces más arriba, a veces más abajo. Lo que está claro es que la hoja terminará cayendo al suelo, que es su destino.

Mientras tanto, lo que mejor se me da es poner buena cara y sonreír. Total, hacerlo no es difícil y agrada a los que te rodean. Que al fin y al cabo son los espectadores de nuestras vidas y hay que contentar al público.


martes, 1 de noviembre de 2011

1.11.11


Hoy es una de esas fechas especiales que pasan una vez cada 100 años, realmente es un día más con una fecha curiosa. En este caso es más especial porque ha coincidido con que hoy es el día de Todos los Santos. Se supone que hoy recordamos más que nunca a aquellas personas que ya no están. Los cementerios que normalmente suelen estar desiertos, hoy se abarrotan. Las tumbas y lápidas se llenan de flores y se convierte en un lugar agradable y colorido.

Y lo queramos o no, un día, este también será nuestro día. Los seres queridos que hayamos dejado atrás pondrán flores en nuestras tumbas, aunque seguramente lo que harán serán descargarlas de de AppleStore, porque seguro que las lápidas serán interactivas y se podrán poner vídeos, fotos, animaciones...


Hoy será el día "oficial" para recordar a los que ya no estén, pero eso es una cosa que se demuestra o se siente día a día, igual que el día de los enamorados, regalar en los cumpleaños... Que el tema de los cumpleaños es algo curioso, a mi no me gusta especialmente regalar en aniversarios, no por nada en concreto, sino que me siento como "obligado" y no me gusta. Me considero una persona detallista, por eso. Soy de los que les gusta regalar o hacer chorraditas un día cualquiera sin ningún tipo de "presión festivo-social". Creo que esos detalles se agradecen y sorprenden de manera diferente. Se podría llamar sorpresa, aunque el nombre y lo demás es lo de menos, lo que importa es que hagamos las cosas cuando nos salga hacerlas, no porque se nos marque un patrón. O no hacerlas si no nos apetece o sale de nosotros.

La vida es demasiado corta para hacer las cosas una vez al año.


Y aquí dejo una de las mejores canciones que se hayan escrito a una pérdida de un ser querido: