sábado, 6 de diciembre de 2014

Nudos

¿Alguna vez has tenido la sensación de tener una mancha de fuel enganchada al corazón?
Una mancha que cada vez se va haciendo más grande y va cubriendo otras partes de tu interior.

Vivir con la sensación de tener un nudo permanente en la boca del estómago es algo altamente recomendable (durante un par de días como máximo) si sabes deshacer nudos. No es mi caso.

Si has sido niño/a te acordarás de como a veces algunas cuerdas tenían nudos imposibles de deshacer, o los típicos nudos de los cascos que tanto se enredan cuando los dejas den la mochila o bolso. Algunos son nudos que no se pueden deshacer, pero la mayoría, la gran mayoría si que tienen solución. Normalmente es complicado e incluso en algunas ocasiones necesitamos de una mano amiga que nos ayude a resolverlo. En otros casos es tal el enredo en el que parece que valga más la pena cortar por lo sano y dar un tijeretazo. Una vez hecho esto hay que comprobar los daños colaterales que ha provocado. Bastantes, por norma general. Por suerte cascos, cuerdas, combas, cordones de bambas (sí, aquí en Catalunya llamamos bambas a las bambas), cables de audio... hay muchos. Más que sentimientos o experiencias vividas. Se pueden reponer sin problema, con lo otro es más difícil.

Es tal el enredo que hay aquí dentro ahora mismo que podría pasar por un cable kilométrico. O lo mismo son varios más pequeños. Lo jodido es que son todos del mismo color y nunca sabes si del que tiras no es el mismo que por otro lado está apretando a otro. El nivel de dificultad se podría comparar con el de encontrar a una latina que lleve ropa de su talla. Bueno, quizás me he excedido. Tan difícil (espero) no será.

Quizá buscar ayuda externa ayude. Pero no de esa que viene, te soluciona el enredo y se va. La ayuda buena es la que te dice como tienes que hacerlo. Y acabar haciéndolo tú mismo/a. Y mentalizarse. Y concentrarse. Y querer hacerlo. Pero sobretodo, lo más importante es ser consciente de que así no se puede vivir para siempre. Los nudos acortan, ya sean metros, años o sentimientos.



No hay comentarios: