martes, 24 de marzo de 2015

30

Treinta. Se dice rápido pero en mi cabeza suena a cámara lenta. 30 es un número al que le guardo un especial sentimiento. De pequeño, y durante el resto de mi vida, siempre he pensado que no llegaría a los treinta. No se por que motivo, pero esa idea me ha rondado siempre por la cabeza. Esto lo estoy escribiendo antes de que llegue esa fecha y lo mismo muero antes de que pueda publicar esto, de ser así acabo de perder el tiempo. Si por el contrario puedes leer esto es que he superado la decena de los 20. Y es por eso que quiero hacer un pequeño repaso de estas tres décadas. Han pasado muchas cosas y muchas otras no han ocurrido. Es por eso que quiero recordar que han sido 30 años sin

... saber lo que es dormir abrazado a alguien a quien quieres (y te puede rellenar como a una empanadilla cuando te despiertes)
... saber lo que es sentir mariposas en el estómago y saber que otro ser vivo siente lo mismo que tú.
... saber lo que es tener un hermano o hermana. Pelearse por un juguete, por le mando a distancia o darte de hostias con alguien que vive en tu misma casa cuando eres un crío.
... sin ser "tito"
...  un trabajo decente en el que no te echen cuándo es verano.
...  haber follado a pelo.
...  haber comprado una caja de condones.
...  mear en una botella y arrojársela a alguien a la cara
...  haber estado en Japón.
...  haber montado una empresa.
...  entrar en una talla 40.
...  dejar de tener tetas.
...  dejar de pensar en los putos "y si...?"
...  bañarme en una playa de agua cristalina y arena blanca.
...  parar de sangrar.
... un tatuaje o piercing.
... tenido resaca.
... asesinar a nadie.
... decir "te quiero" cómo se dice en las películas.
... dejar de pasarlo mal durante un rato cada vez que entro en una discoteca.
... haber tenido una mascota peluda.
... pasarme el Majora's Mask ni el Diddy Kong Racing.
... haber follado en un coche.
... tener una casa con jardín y perros.

Sin muchas cosas más. Pero no todo va a ser "sin" también han sido 30 años de
... sembrar el mal.
... sembrar el bien.
... estar rodeado de gente chachi.
... cantar sin parar.
... tener la mejor familia que uno pueda tener.
... haber vivido aventuras. No grandes aventuras, pero el tamaño no importa.
... haber tenido el despertar sexual tarde por culpa de los complejos.
... de ser más guarra que 7 juntas.
... de dibujar y pintar.
... de bailar y hacer bailar.
... de haber sido un niño de esplai, premonitor, monitor y haber sembrado la semilla de las nuevas generaciones.
...  disfrazarse cada vez que había la oportunidad.
...  haber cruzado el charco dos veces.
...  viajar.
...  conocer a gente maravillosa y otra que es mejor que esté bien alejada.
...  hacer reír.
...  hacer llorar.
...  que me hagan reír.
... dibujar y pintar.
...  que me hagan llorar. Pocas, pero que dramas.
...  notar como se te desgarra el corazón. Más bien cómo te lo arrancan, le dan un mordisco, lo rajan, le echan sal y te lo vuelven a poner en su sitio.
... ayudando.
... ganar un concurso de carteles.
... pintar camisetas.
... recibir dibujos de los críos/as.
... cabreos innecesarios.
... trabajando para personas a las que necesitan ayuda más que nadie, incluso sin saberlo.
... echar largas partidas con la Gameboy, Snes, N64... y algunas de ellas compartidas con mis primos.
... leer.
... disfrutar viendo anime en el club Super3 y el 3XL.NET
... descubrir mangas en el Norma Comics de Sabadell.
... Asistir a los salones del manga y varios eventos frikis.
... dormir en la furgo hippie.
... viajar tres años seguidos a París y quedarme cosas aun por ver.
... irme sólo a otro país a ver un concierto y repetir años después para hacer lo mismo, pero por suerte  acompañado.
... haber compartido piso con dos de las personas más importantes de mi vida.
... saber que la amistad puede empezar a los 4 años y seguir durando.
... aprenderme bailes peatrdos y darlo todo cuando suena música petarda.
... tener valores. Algunos aun siguen, otros se han transformado y unos pocos han desaparecido.
... llamar la atención. Consciente e inconscientemente.
... poder haber visto la noche estrellada en el desierto.
... saber que no soy el único al que le gustaban los videojuegos y las Spice Girls.
... seguir encontrando mi sitio.
... hacer feliz a algunas y algunos.
... intentar de dejar de tener miedo.

Faltarán muchas cosas, otras que no son tan importantes estarán en estas listas, pero ahora mismo eso no me importa. Aunque a veces no me de cuenta de todo lo que he hecho y me fije más en lo que no he hecho, el camino sigue. Y todo tendría que importar un poco menos para poder disfrutar de lo importante. Mientras eso no ocurra, aquí seguiré hasta que deje de estarlo.

Tocotó!

2 comentarios:

Carlos P dijo...

Y yo Sin...
Saber que tienes un blog
Saber que además de artista, eres un escritor
Saber que tienes tus secretos
Saber que tienes tiritas en el corazón
Saber que haces 30
Y si Se...
Que aunque te conozca poco, me pareces fantástico
Que aunque nos veamos poco, gracias a facebook me río mucho contigo
Que tengo la camiseta de Cerdada más chuli que se pueda tener.
Que vales mucho
Que te felicito por tus 30
Que estaria encantado de celebrarlos en una fiestuqui que se monte
Que cuando te vea te pegaré un axuxón
Felicidades Abuga!

Anónimo dijo...

Para el frutón más sexi de la historia: MUCHAS FELICIDADES!!! Porque estando juntos somos un poco más felices! Se te quiere porque eres el tio más chachi que conozco!
A ver si este año no te quedas "sin" ir, por ejemplo, a.... Australia!
Tu frutona preferida, Cesca