miércoles, 15 de diciembre de 2010

Unable



Si hay algo que me haya enseñado este año (no es nada nuevo, pero me lo ha hecho ver más claro) es que soy incapaz de tomar decisiones. Decisiones importantes, decisiones chorras... y la verdad, es una mierda.

Un montón de cromos sin enganchar tengo de mi infancia, no porque de pequeño ya fuera un coleccionista compulsivo, sino porque nunca me decidía donde ponerlos para que lucieran mejor. Oportunidades que he dejado pasar por no saber si decir si o no (que finalmente acaba siendo un no, pero sin el poder decidirlo propiamente dicho).

Y mil cosas más, desde personas, eventos y un sinfín de cosas más.

Supongo que me dará demasiado miedo equivocarme (y mira que yo soy ultra anti "y si..." porque creo que es lo peor que le puede pasar a uno). Eso, o que realmente soy incapaz de tomar decisiones.

Así que de momento al 2011 le pido mejorar esa "carencia"

De todos modos, nadie dice que el hecho de tomarlas signifique que hagamos lo correcto. ¿Verdad Cheryl?

1 comentario:

Soliloco dijo...

Uff como te comprendo, eso sí muy pocas veces la acción "correcta" es la inacción..

Pero te comprendo totalmente y más