miércoles, 2 de marzo de 2011

Para

Para sangrar tendría que tener sangre, pero la derramé toda intentando borrarte de mi mente.

Para tener sed tendría que saber lo que es sentir la boca seca.

Para llorar me tendrían que quedar lágrimas, pero las gasté cuando reía.

Para poder sentir tendría que tener sentimientos, pero están desgarrados y enterrados.

Para perderte tendría que haberte tenido.

Ahora es cuando me pregunto si realmente existes, o eres un recuerdo elevado al grado de divinidad.

2 comentarios:

Lleonard Pler dijo...

"Para llorar me tendrían que quedar lágrimas, pero las gasté cuando reía."

Esta frase es tremenda, niño.

Muchos ánimos.

ChicoTóxico dijo...

Me ha encantado
Bravo!