martes, 5 de julio de 2011

Despegao'

Soy un despegao, que le haremos y no es que esté orgulloso de ello, pero es la realidaT.

Realmente soy una persona que se acuerda a menudo de la gente que le rodea o le ha rodeado, pero por suerte o por desgracia nadie es imprescindible. Los que un día fueron las personas más importantes en mi vida ahora no son más que recuerdos en fotos o vídeos. Otras aparecen en épocas determinadas del año, otras son intermitentes durante todo el año... Igual que lo seré yo para otros y otras.

Me da rabia ser así. Lo que también me da bastante rabia es cuando me dicen: anda que me llamas! yo suelo responder: Lo mismo que tu a mi, Zorra! (la coletilla de Zorra siempre tiene que aparecer para contestar un reproche). Muchas veces es un caso de dejadez mutua, en la que los implicados se compadecen por haber llegado a ese punto, otras la dejadez viene de parte de un único miembro y el otro se deja llevar, también se da el caso de que uno insista y el otro de evasivas... pueden ser TAAAAAAAAAAAAAANTAS cosas que uno no sabe por donde coger nada.

En ningún caso este es un post de arrepentimiento ni nada por el estilo. Sólo quería expresar el porque de esa dejadez que puedo tener hacia algunas personas.

Soy de los que cree que nada ni nadie es para siempre. Las personas vienen y se van de nuestras vidas. Unas duran más tiempo que otras, el truco está en saber aprovechar ese momento, esa etapa y quedarse con lo bueno y con algo de lo malo, que parece que nos gusta mucho renegar de lo negativo. En parte no me gusta ser así ya que hace que te vuelvas bastante frío en algunas situaciones y demasiado temperamental en otras. A extremista no me gana nadie.

Así que quiero que sepáis que os quiero aunque no conteste a los mails, no os llame, no os cuelgue un enlace en vuestro muro como solía hacer, no os llame para preguntar como os va, os diga que no tengo tiempo cuando si lo tengo y un sinfín de cosas más.

Y de regalo:

1 comentario:

Felisa dijo...

Bueno, el carpe diem tiene sus riesgos...