martes, 17 de marzo de 2009

Mañana mañanita

Esta mañana no he ido a trabajar porqué tenia médico en el especialista (después de 2 años y medio por fin me mando al dermatólogo mi querida doctora de cabecera). El doctor me ha tachado de inconsciente por ir tan tarde a visitarle (como si fuera culpa mía) y me ha recetado unas pastillas y unos polvos, que mira, unos polvos siempre van bien y más si es por preinscripción médica. Una vez calmada mi euforia de tener la esperanza de que tenga cura lo que estoy sufriendo, me he dirigido hacia el centro.

De camino he pasado delante de una charcutería con fruta en la puerta (muy surrealista todo) he visto al doble de Parker, y digo doble y no hermano malvado gemelo separado al nacer, porqué tampoco me he fijado con tanto detalle, pero que se parecía mucho, te lo digo yo.

Mientras subía Rambla arriba con Sophie Ellis-Bextor sonando en el anticuado mp3, todo me parecía más bonito, de otro color y eso era cuqui. He hecho parada en el Crack y me he quedado con ganas de comprar:
-Un reloj de pared de Superman
- Bolígrafos horteras de Disney (con plumas y lucecitas)
- Platos de Pucca muy monos y baratos

Después he ido a una tienda Vodafone a preguntar por el iPhone.

Dependienta: Buenos días, dime
Abuga: quería saber si tenéis el iPhone
D: no lo tenemos
A: pero te traerán más?
D: el iPhone es EXCLUSIVO para clientes de Movistar y nosotros no lo tendremos nunca. Aquí tienes el catalogo de puntos Vodafone.
A: Gracias, me lo puedo llevar?
D: Si
A: Muchas gracias y buenos días.
D: Hasta pronto.

Me ha quedado claro que si quiero un iPhone tengo que ir a Movistar. Me gusta que no intenten engañarte y que sean así de sinceros.

Luego he ido ala seguridad social a hacerme la tarjeta sanitaria Europea para mi viaje a Italia. De hecho me la han duplicado porqué aún no ha caducado, pero yo la he perdido. Pero eso es un secreto que la mujer funcionaria jamás tendrá que saber, jamás!

Una vez tenia la tarjeta en mi poder, mi segundo objetivo era conseguir la tarjeta del estudiante para que me han descuentos en todos los sitios y ser mejor persona. Pero D.R.A.M.A. necesitaban una foto de carné y yo no tenía, así que por suerte estaba por ahí McPetrolium y he conseguido que me den el carné para acabármelo de hacer en casa, no hay nada mejor que tener amistades en la administración.

Y para celebrarlo me he ido a cortar el pelo a un lugar donde ponía que valía 9 € pero en realidad eran 11.5€.

Así que con mi nuevo look me he bajado para casa con Sophie de nuevo y también me he vuelto a parar en la carnicería para ver al doble, y sigo opinando igual que antes, son como dos gotas de agua.

Una vez en casa, la inspiración se ha apoderado de mi y he pintado unos calzoncillos con la genial frase de : jumpin’ on my tu-tu.

Y ahora me voy a currar, que llego tarde!

1 comentario:

Robin Shilvadin dijo...

A ver, no estuvimos hablando de que el puñetero Ipone era una MIERDA y de otros modelos más interesantes??? Pero por favor, me hace alguien caso cuando le hablo???? :(