miércoles, 19 de diciembre de 2012

Matemáticas aplicadas

Piensa en algo que no te guste, en algo que te cree una sensación de rechazo, en algo que realmente detestas.

Ahora imagina que sientes todo eso a la vez cada vez que bajas la mirada y ves una enorme barriga en vez de dos pies.

Teniendo en cuenta que caminas cabizbajo, que cada vez que te sientas miras hacia abajo... son muchas veces al día en las que sientes esa sensación. Multiplica un día por una semana y una semana por un mes y un mes por un año y un año por tantos kilos como te sobran.

Al resultado réstale todas las veces que te has dicho que ibas a cambiar pero no lo has hecho.

El resultado no siempre es exacto, ni igual en cada persona. Eso es lo de menos, lo que importa es que sabes resolver operaciones.

Y la pregunta es: ¿Porque no resolver lo que es más preocupante?

No hay comentarios: