miércoles, 24 de febrero de 2010

De camino a casa.

Me compré un coche grande para que cuando viajara con gente estuviran cómodos,

no tenía a nadie con quién llenarlo.


Quería que fuera rápido y veloz para viajar a muchos lugares diferentes,

no tenía dónde ir ni prisa en llegar a ninguna parte.


Me fuí a vivir a una casa grande para poder hacer grandes fiestas,

no tenía nada que celebrar.


Quería muchas camas para que se quedar a dormir mis amigos,

no tenía amigos que durmieran.


Siempre quise una habitación en el piso de arriba para poder tener las estrellas más cerca,

no me gusta subir escaleras.

3 comentarios:

familiarmentedesconocido dijo...

Conclusión: los objetos nunca son suficiente para reinventar una vida.

Reinvéntate tú!


http://www.youtube.com/watch?v=ycmQpXWwT0c


Un besín Abuga!!!

Abuga dijo...

Familiarmentedesconocido: Reinventarse es muy de viejas vigoréxicas, pero tomo nota!

por cierto, no se quien eres!!!

Y el video de On a Mission es lomanizer

La Magdalena de Proust dijo...

Me estás asustando con tantos textos pesimistas...mmm... hemos de hablar