domingo, 16 de enero de 2011

Algo pequeñito




Hay veces en que algo pequeño puede convertirse en algo grande. Un pedrazo en la cabeza te puede hacer una brecha, pero una piedra pequeña dentro de tu zapato te puede hacer también una herida. Palabras pequeñas, o mejor dicho, cortas pueden ser más contundentes que una gran explicación. Me refiero a un rotundo NO o un SI. Palabras cortas que en alguna vez nos han podido causar dolor y alegría. Algo pequeñito puede ser malo y también bueno. De niños muchos desean ser grandes. Yo jamás quise ser grande. Creo que sabía que no hay nada peor que ser grande y sentirse pequeñito.




No hay comentarios: