domingo, 2 de enero de 2011

Happy New Year, Baby!



Noche vieja no pudo ser más genial: Gente guapa, corquetas y tortilla de La Mari, una lista de Spotify para la ocasión, Singstar y MARIAH!



Sin duda esta fue el gran tema de la noche. Con ese tema despedimos 2010 y dimos la bienvenida al 2011. Y después 5 veces más, porque todos sabemos que Mariah trae bondad, sencillez y sobretodo ABUNDANCIA. Y en estos duros tiempos de crisis esto último siempre viene genial.

Lo mejor era imitar sus gestos y el gran final con el beso de despedida con el dedo meñique. Tengo que decir que nosotros cantábamos la versión en català de la canción, la archiconocida "Es l'hora dels adéus".


Al final de la noche tuvimos un pequeño "accidente" con el bote de mayonesa y su posterior misterio, digno de Fringe.

Dramatización de nuestra fiesta

1 comentario:

Esther dijo...

jajaja
mejor resumido imposible!
quiero sentirme beyonce en la foto dramatizada, aunque para que engañarnos, todos llevamos una Mariah dentro.
Feliz 2011 abundante!